EL tiempo no para… de ponerme conchuda.

No hay peor cosa que extrañar a alguien. Que sensación avasallante, impertinente, sin antídito. Te quedás sin sílabas, sin nada para morder, sin ansiedad que soporte esa agonía, sin pretextos para aplacar el mareo y la angustia que te produce, que te atropella sin ningún tipo de reparos, no hay atajos para reducir la distancia y que todo sea como deseamos… ¿Qué haces cuando extrañás? ¿podés hacer algo? En mi caso, suelo escribir en mi cuaderno y despues, lloro arriba de él. Se termina manchando toda la hoja rallada como yo. Y me armo un santuario con música suicidante. Y me dejo morir un rato, en mi sillón, solo para sentir que resucito más tarde…. Busco una canción que me define para el momento en el que estoy. La de ahora es EL TIEMPO NO PARA. Y mientras me hundo en la angustia  – para después renacer cual ave fénix- me armo un montón de pensamientos/consuelo. “Por algo será” “Seguramente estará mejor allá sin mi” y en el caso de los hombres “si le importara estaría acá…” “es lo mejor” Extrañar es no tener fe para descargar tu desesperación en ninguna parte. Extrañar es que solo queden oraciones que no llegan a definir el plano de exactos de los sentimientos, palabras que se quedan cortas, que no explican, que solo adornan la locura. Extrañar es mucho más que estar conchuda, es un coma emocional. Es cerrar los ojos y esquivar los recuerdos. Extrañar es dar pena y risa. Es cocinar escuchando sabina, mientras pelo una cebolla, y me quiero hacer creer que lloro por la cebolla y no por que extraño a alguien. Qué boludez! Extrañar, y no poder hacer nada para satisfacer esa demanda que es casi química, imperante, venenosa, autoritaria, dolorosa, dictatorial. Un antojo inútil, un deseo caprichoso que te inunda todos y cada uno de los parpadeos. Extrañar es caer en un precipicio sin final pero nunca llegar al destino de estrellarte contra el suelo. Extrañar es no llegar a la sucursal del cielo. Es el dolor de lo inalcanzable, es la impotencia de lo que no podés cambiar y de lo que sabés que es mejor que no cambie, pero mientras e morís todos los días un poco. Por ejemplo, veo a Bruno crecer por fotos. Vi a mi sobrino una puta vez en mi vida…crece y yo no lo toco, no lo abrazo, no lo llevo a jugar.  Y EL TIEMPO NO PARA. Y cuan feliz me haría tenerlo cerca, besarlo, me transmitió tanto cuando nos visitó y dormimos la siesta juntos, y le daba de comer. Y EL TIEMPO NO PARA. Tengo un nudo en el pecho, detesto ese miedo al futuro, odio no manejar mi cabeza, ser tan vulnerable, tan débil. °YO VEO AL FUTURO REPETIR EL PASADO, VEO UN MUSEO DE GRANDES NOVEDADES… y el tiempo no para…|°° Maldito pre menstrual, malditos sentimientos, maldita esta melancolía, esta alegría de estar triste.. y mi cabeza está llena de ratas! Me tan siento sola, tan anormal y lo loco que es siempre estoy sola, pero no nunca como hoy. Tengo hambre de todas las comidas, y también ganas de vomitar. Estoy enojada, desesperada, ansiosa, ¡ansiosa! Odio extrañarte así insignificante y satisfactorio palito de humo, que solo contaminaba mis pulmones, pero hacía mi existencia más placentera. Tengo ganas de madurar, y dejar de tenerle ganas a todos lo que me hace mal.!  Tengo un deseo descomunal: mataría por una bandeja de vitel toné con una coca helada. Y, por conchuda incansable, tengo ganas de no tener estas ganas de dormir con él.

7 comentarios sobre “EL tiempo no para… de ponerme conchuda.

  1. nunca tenia tiempo antes de leerte y ahora que tengo mas disponibilidad de horarios internet en casa, que bueno leer algo donde una pueda sentirse identificada. besotes!

    vix

  2. Desde lo más profundo de mi escueta inteligencia, sabiduría y sapiencia masculina, mis más nobles y sinceras admiraciones, para tan sabias, humanas y graciosas palabras.

    Contar experiencias tristes de vida, y darle matices de color y humor, en palabras tuyas – cual Messi gambeteando sus problemas de crecimiento – razón por la que mi admiración sintió atracción por tus pornográficas palabras, en un abismo entre alegre diversión y excitación escrita, o llamémosle orgasmo literario.

    Redundo en mi despedida, destacando mis mas transparentes admiraciones.

    Chau Licenciada.

    Desde Cba, @Cristtian77

    1. Hola Cristian, gracias por leer. Esta nota tiene más de 3 años y uno evoluciona mucho en ese tiempo. (Bueno, en el mejor de los casos, evoluciona) No seré Einstein pero estoy un poco mejor de la cabeza.
      Creo que contar las experiencias, reirse de lo que duele, llorar lo que duele, es lo más terapeutico que hay en esta vida. Gracias por tomarte el tiempo de leer.
      Abrazos gigantes
      @nadita87

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s