Pastillas para no soñar

Parafraseando a Silvio Rodriguez, tenía la mirada constante, la palabra precisa, la sonrisa perfecta. Sus ojos eran marrones penetrantes y emanaba una especie de seguridad de sus poros que por momentos llegaba a incomodarme. Le gustaba el chocolate alpino, era un crítico por naturaleza. Observador. Atento. Frío. Poco demostrativo. Buen sentido del humor. Lo único certero de él era su incertidumbre. Tenía buen gusto para los perfumes, una sonrisa que rompía mis esquemas y esa forma tan particular de hacerme daño. Estaba enviciado con la costumbre de corregir a los demás, ese defecto/virtud me exasperaba, aunque a veces su críticas resultaban ser buenos consejos. Era divertido. Parecía estar dispuesto a estar… pero nada en él era una certeza, por lo que, hasta último momento no me animé a creer nada, porque básicamente nunca creo en mí.

Una de las primeras cosas que me dijo fue “no soy más de lo que ves. Voy a trabajar, vuelvo , y tengo una vida tranquila”. Lo cierto es que detrás de aquella frase había un montón de contradicciones. Porque por momentos soñaba con volar a otro horizonte, dando a entender que le hubiera gustado ser aventurero, o trabajar de mozo en una playa del mar. Daba la impresión de que su sueño era ser un fiestero de boliche, que se castiga de lo lindo con tabaco y alcohol.

Se refería a sí mismo haciendo alusión a su cabeza (desordenada, siempre). Sus estados eran mentales y no emocionales; absurdamente, los sentimientos, los relegaba a un segundo plano.  Me parecía muy cerebral, y yo soy puro corazón. Primer gran punto en contra.

Aún así, llegó a importarme demasiado. Lo sentí como ese amigo que uno llama cuando le falta una caricia de palabras, la dureza de un consejo; pero también ese el gemido que me recordó que soy una mujer. De alguna forma me hizo acordar que todavía debo aprender a quererme. Entre sus tantas frases célebres, “yo soy un hijo de puta”, era común que saliera de sus labios.. Me percaté dolorosamente que estaba dispuesto a demostrarme esa no tan feliz cualidad… automáticamente, como mecanismo de defensa agarré el silbato y di por terminado el partido.

Adoraba la guerra de cosquillas, las risas, las miradas. Aunque el me decía que yo esquivaba sus ojos, y eso le molestaba. Cuánto me gustaba extrañar su abrazo, y después tenerlo y disfrutarlo con toda la intensidad que me hizo falta. Yo solo quería unos mimos, un suspiro de tu ombligo, una sopa con sabor. Quiero vivir, y ser feliz. Y aunque me deje el vacío la incertidumbre de no saberte, el ‘no saber que hubiera sido’…prefiero quedarme con lo que fue.

Siempre cinco para el peso 
siempre abrazo, nunca un beso, 
y ahora ni torta ni pan. 

Ni este amor que 
nunca vio la luz… 

Creo que todavía me importa, creo que todavía me duele que me importe. Continuar frecuentándolo era lo mismo que subirme a un automóvil y ponerlo a 200 kilómetros para estrellarme con la pared. Una cosa es jugársela, y otra distinta es tirarse al precipicio con el paracaídas roto, esperando que una garza te salve de estrellarte contra el abismo. Ya tengo los suficientes años para saber qué puedo esperar y que no… por un momento pasé por alto determinadas cosas.

Por andar por las nubes, uno se olvida de cielo y de saber que su propia casa es la sucursal del cielo. Y me olvidé de mantener los pies en la tierra,

cuánto hubiera deseado que las cosas se den de otra manera…. o más que nada que se den. No hay que soñar tanto. Me siento vacía, o llena de nada. En un fatal estado incompletud, perdida, desorientada, inexacta. Me siento desilusionada, cansada de esperar, de esperar cansada… No quiero ilusionarme nunca más. No es por él… es por mi. Es por esa sensación de no aceptarme, como soy, quién soy, con lo que me pasó y con lo que no… Y así están las cosas viejo, mucha cancha embarrada para tan poco jardín…

Duele el futuro. Duele pensar que, voy a extrañar su pseudo compañía. Quizás muchas personas dirían “saliste cuatro meses, no exageres!” Pero si le tirás migajas a un indigente, y después se las sacás… va a quejarse, no tengas dudas.

Lindo, mi cabeza también está desordenada. La diferencia es que yo sé la ubicación exacta de donde estás vos en ese quilombo…

Y si protesta el corazón en la farmacia puedes preguntar: 

¿tienen pastillas para no soñar?

Nani-Nanita

17 comentarios sobre “Pastillas para no soñar

  1. hermoso..simplemente hermoso..y llore desde el segundo renglon..por es exactamente lo k me dijo..lo k duro..y lo me me escondio..y lo k duele su ausencia…
    si llorè..
    pero se k me ayuda a terminar de entender..y poder asi..con cada palabra..no dicha..y cada recuerdo lindo..
    comienzo cada dia a supererlo un pokito mas..
    gracias nany..por expresas en estas palabras tu bronca. tu dolor..y tu renacer poco a poco..
    gracias por describir tan bien todo eso k se siente..
    gracias por que cuanto mas seamos..(igual es un mierda k seamos muchas ..pero buee)..mas fuerza nos damos a una a la otra..y aprendemos juntas..
    putaaaa..me puse a llorar otras vez..JODER!!!..
    gracias nany simplemente por estar..y compartir.
    besos..

  2. Excelente!!!! cuanto hablaste por muchas de nosotras!!! hay que tener mucho huevo para cortar una relaciona asi! sos grosa! y nunca dejes de hablar por muchas mujeres!!!

  3. Nani, me encantan tus comentariso conchudos, cínicos y ácidos, pero más me gusta cuando simplemente sos Nani. Hermoso!
    Sabélo, todo pasa, esto también pasará….

    1. Hola hermosa, soy yo, nani, no me logee, estoy en la compu de mis viejos. Jajaja los comentarios ácidos es porque cuando nos reimos todo es menos doloroso, practicamente me lo enseñaron ustedes en conchulandia! gracias por leer linda 🙂

  4. Uff cuánto sentimiento que encontré en esta nota, linda!
    Me sentí tocadísima por partes, sobre todo cuando hablás de la aceptación. Es muy duro darse cuenta que nunca nos aceptamos del todo y que quizás esa sea la raíz de gran parte de nuestros “conchu-problemas”. Yo estoy tratando de laburar eso, aunque ni sepa por donde empezar, jajaja…
    Te mando un beso diosa! Esto también va a pasar 🙂

  5. Ambar querida gracias por comentar, no nos aceptamos porq somos dos conchudas! ya vamos a empezar a ordenarnos en este lio q es nuestra conchu cabeza!! (o es espero)

      1. Disculpas, es que las veces que te leí te das sin asco. Si parastes de castigarte, me parece bien porque vas a comenzar a estar mejor.

  6. es impresionante como nos describis flaca…!! te sarpas me levanto y te aplaudo..! y encima lloro como una boluda jajajaja sos grosaaaaaaaaaaaaaa

  7. U.U no me hace bien leer estas cosas cuando estoy sensible jeje..ay, me sentí muy identificada. O es que los hdp son todos iguales? Lo de la mirada constante, la sonrisa perfecta, la cabeza desordenada, el “soy un hijo de puta”, y yo esquivándole la mirada como vos y que a él le molestara eso…me pasó igual. No fueron 4 meses, fueron 6 y medio, pero es lo mismo. Y yo me pregunto, todavía, el por qué de que me costaba tanto mirarlo a los ojos..Me parece que no nos atrevemos a mirarlos de lleno porque sabemos, muy en el fondo, que si los miramos, estamos perdidas…Y así fue. 😦 Escribís hermoso, y representás muy bien lo que siente la mayoría de las mujeres. Ojalá que algún día nos aceptemos y queramos más, porque sólo así vamos a ser felices. Besote!

  8. Me asusta tanto ver mi misma realidad reflejada tal cual en tus palabras y canciones seleciconadas tan exactamente.
    ¿Será que por cada conchuda enamoradiza y dispuesta a dar todo, hay un manipulador, hermoso y frío, adictivo y tóxico?

    Que mierda esto de tener corazón che…

    Gracias por tus palabras, ayudan mucho a sentirse contenida en cierta manera.

    1. Hola Angi, quizás tengas razón y por cada una, hay un tipo que nos hizo muy muy mal! jaja Lo importante es aprender a ver quien merece nuestro dolor y quien no… Gracias por leer y comentar. Nani.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s