Confesiones (por primera vez)

Confesiones.-erfsererewre

Después de una charla con mi psicóloga, acá estoy, de confesiones pedorras. Hoy no puedo hacer filosofía barata, ni poesía barata, ni hablar sobre mi conchudez, porque hoy básicamente vengo a hablar de mí y de un pozo ciego en el que me caigo que no es melodrama, es un modo de existir erróneo…. Y lo hago por mí, pero también por lo que puede ser un mal generalizado….

Ella se ha cansado, de tirar la toalla
va quitando poco a poco telarañas
No ha dormido esta noche, pero no está cansada
No miró ningún espejo, pero se siente “toa” guapa

Qué difícil es entender que el otro está tan complicado como uno. Qué difícil es entender que la felicidad no es una totalidad acabada, sino construida.  Qué difícil comprender la mixtura de las caras que forma el cubo de ese misterio que llamamos felicidad y de los millones de discursos arraigados a ello, y de las fórmulas truchas, de la familia, de los hijos, del amor, de la amistad, de los que vienen y de los que se van. Cuánto cuesta llegar a entender que detrás de TANTAS construcciones, detrás de tantas creencias la mayoría filosas y fraguadas, y mentirosas, detrás de tanta mierda de canción muy por detrás, estoy bien y soy feliz. Pero para llegar y acceder a ese “atrás” hay mucha mierda, mucha mierda… Qué difícil es conjugar la instantaneidad del mundo de hoy con la inmediatez de una ansiedad que no da descansos, que aprieta, que acumula una angustia sin fin.

Hoy, ella se ha puesto color en las pestañas
Hoy le gusta su sonrisa, no se siente una extraña
Hoy sueña lo que quiere sin preocuparse por nada
Hoy es una mujer que se da cuenta de su alma

Qué difícil desenredarse de las expectativas ajenas, o peor, de lo que uno cree que son expectativas ajenas o impuestas, o inventadas, pero no son las propias y qué fácil me resulta castigarme cuando no las cumplo. Qué fácil (y qué duro al mismo tiempo) frustrarme cuando siento que no soy LA MUJER  que debería ser, sino lo que puedo; soy esa que  me sale, la impulsiva, la loca, la verborrágica, la solitaria. Soy ese bicho raro adentro de una rubia de ojos celestes, porque soy experta en eso de sentirme borrada y o de borrarme….  y el bicho raro que habita en mí solo puede vaciedad y tristeza, a veces sólo me siento sola con pensamiento tristes. A veces francamente, dolorosamente, me gustaría gritar “NO PUEDO”.

Hoy vas a ser la mujer que te de la gana de ser
Hoy te vas a querer como nadie te ha sabido querer
Hoy vas a mirar pa´lante que pa´tras ya te dolió bastante
Una mujer valiente, una mujer sonriente mira como pasa

Qué insana la costumbre de permanecer en los extremos, qué insalubre y qué triste dejarse morir allí, como suelo hacer muy seguido. Qué ridículo y patético creer en falsas totalidades, en el “todo ya” que me anula y que no existe. ¡Por Dios, tengo que recordar que el todo ya no existe! Qué fácil es perseguir  metas invisibles, difusas, y sentirme exceptuada del patrón de una mujer ideal (y por ideal me refiero a no real) al que nunca llego, y al que naturalmente, nunca voy a llegar, porque el patrón se mueve, se bifurca, desaparece y reaparece, y me tortura. Porque ese patrón lo encarna un ‘otro’ imaginario, que derrocha perfección, alegría, felicidad…. Todo lo que yo no tengo, porque siempre me quedo sola con mi… angustia, porque el 99.9% siento que no puedo…

Hoy vas a descubrir que el mundo es sólo para ti
que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño
Hoy vas a comprender que el miedo se puede romper con un sólo portazo
Hoy vas a hacer reír porque tus ojos de han cansado de ser llanto, de ser llanto
Hoy vas a conseguir reírte hasta de ti y ver que lo has logrado

Qué fácil y dañino me es darme con un caño, culparme de todo, encontrar límites fantasiosos, no poder parar con la culpa ni un minuto, no poder parar con nada, utilizar cualquier excusa con tal de tender a esta… angustia. Qué complicado es mirarse en el espejo y decirse la verdad, sin pelos en la lengua. Qué rápida soy para auto evadirme, para postergar eso donde me construyo y me armo; qué triste es tener un talento innato para tapar lo mejor o dejarlo tirado bajo el anonimato, en un rincón, en la mesita de luz, o en mi diario íntimo. Qué triste es no animarme a más, qué convencida estoy de que no puedo. 

Hoy vas a ser la mujer que te de la gana de ser
Hoy te vas a querer como nadie te ha sabido querer
Hoy vas a mirar pa´lante que pa´tras ya te dolió bastante
Una mujer valiente, una mujer sonriente mira como pasa

Hoy no has sido la mujer perfecta que esperaba na roto sin pudores las reglas marcadas
Hoy has calzado tacones para hacer sonar sus pasos
Hoy sabe que su vida nunca más será un fracaso

¿Qué pasa cuando el daño, el perjuicio que nos aqueja, el dolor que nos duele, la bala que nos dispara, el sujeto que apunta el gatillo, somos nosotras mismas? ¿Qué pasa cuando una es verdugo, heroína, y tiene el papel secundario en un mismo cuerpo, y al mismo tiempo?  ¿A quién culpar? ¿Quién se hace responsable si el daño me lo causo sola? ¿Qué se hace cuando ya decidí todos los finales antes de que comiencen? ¿Cómo termina el cuento si la princesa es un bicho raro que se odia y se avergüenza de sus miserias?

Hoy vas a descubrir que el mundo es sólo para ti
que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño
Hoy vas a comprender que el miedo se puede romper con un sólo portazo
Hoy vas a hacer reír porque tus ojos de han cansado de ser llanto, de ser llanto
Hoy vas a conseguir reírte hasta de ti y ver que lo has logrado

“Nadie me quiere como olvidas tú” dijo Elena Poe,  y qué dolor tan inmenso es dedicarme esa frase a mí misma. No paro un minuto de olvidarme de mí.

Enfrentarse a uno mismo implica angustia, la angustia implica reflexión y la reflexión es cambio… Estoy en la segunda etapa: angustia. 

En cambio, aquí estoy, estrellada con la reflexión paralítica y con un síndrome incurable de permanente angustia.

Srita. Nani Nanita

PD: La canción de Bebé es una expresión de deseo…. y como un hermoso contraste de lo que soy y de cómo me siento hoy.

 

 

Anuncios