Mi pre-disposición (al silencio)

 

Si me concedieras un deseo para hacerme feliz,

me gustaría cortar todo lo que sobra de mí.

Ahora sé que el cielo no está lejos, nosotros sí.

Demasiado tiempo huyendo conmigo de mí.-

Fito y Fitipaldishuyendo-conmigo-de-mi

Últimamente tengo la mente puesta en las expectativas, las cuales, creo, siempre marcan cierta posición. Se trata de cómo nos movemos y de dónde ponemos cada una de nuestras esperas. Si las consideramos lícitas o ilícitas, legítimas, reales, exageradas, infladas, desesperadas, agrandadas, nulas, o callejones sin salida.

Lo cierto es que después de unas cuantas desilusiones, cuesta creer que todo va a ir bien. Por lo menos a mí me cuesta mucho. Hasta me atrevería decir que no me animo a pensar lo mejor. ¿Mecanismo de defensa? ¿Conchudez? ¿Pesimismo? Un poco de las tres, diría. Esa predisposición quisiera cambiarla.

La pregunta es, hasta qué punto lo que pensás predispone los hechos. Hasta qué punto influyen tus tendencias psicológicas previas en lo que va a suceder. ¿El miedo predispone? ¿La idea constante en tu mente, predispone a un determinado rumbo? Por ejemplo, cuando conocemos a un chabón que nos gusta y empezamos a frecuentarlo, en vez de disfrutar  vivimos pensando “en cualquier momento se va todo a la mierda”. (Muy conchudas, pero bueno jajaja)

¿Estoy donde estoy porque estoy predispuesta a este lugar? ¿O el “afuera” rige los sucesos que me van a marcar, que me van a tocar, o  que me van a partir al medio o me van a enseñar la lección más importante de mi vida? ¿Sirve pensar en positivo o es un mito más? ¿Tendría que haber hablado o haberme callado? 

A veces, siempre lo digo, pienso que vivo en el paso previo. Pero ya no tengo demasiado derecho a pensar eso desde que obtuve mi título universitario. Es una gran prueba de que yo puedo, y debería ir convenciéndome. Significó un paso adelante, y no uno previo. Salí de del rol de “eterna estudiante”, el cual francamente ya no toleraba más, necesitaba cerrar esa etapa urgente.

Aparte de ser pesimista, histérica, autocrítica (esa última se nota ¿no?). Sin embargo tengo cierta pre disposición que es últimamente se está transformando en un dolor de cabeza. De lo único que estoy segura hoy por hoy es que callar siempre todo, es permanecer borrada, como si uno mismo no fuera sujeto de sus actos, prácticas o emociones… es desamor propio. Y traigo a colación el silencio porque es algo que (lamentablemente) siempre me ha caracterizado.

Si te callas lo que sentís, no es cierto. Siempre pensé eso… De pendeja, por motivos que no voy a nombrar, quedé aletargada en el silencio. Si siento algo que me duele, o que me molesta del otro automáticamente lo reprimo en mi misma. Incluso sabiendo que tengo razón.  “Callate, a nadie le importa.” Es la voz en mi cabeza. Y callarse implica guardar dolor adentro que te va pudriendo.

Callar es una manera de huir. Pero como la canción de Fito y Fitipaldis, donde sea que huyas, te llevás con vos mismo. No hay escapatoria, no te calles más.

¿Les pasó alguna vez de callarse algo que les hacía mierda? ¿Les pasó de guardar adentro de su alma mucho pero mucho dolor? ¿Les pasó de llevar una mochila demasiado pesada, que les avergüenza?  ¿Les pasó, como consecuencia, empezar a convivir con un dolor pesado, que te corrompe todos los días?

Es una mierda. Propongo que abandonemos la insana predisposición a callarnos la boca. Que aprendamos a decir: lo que sentimos, lo que pensamos, sin miedo al rechazo o quizá, aprendiendo a tolerar el rechazo, porque DECIR siempre tiene consecuencias, pero créanme, se los dice una que se ha puesto un bozal durante gran parte de su vida, y créanme que esas consecuencias son mejores que callarse. Hasta me atrevería asegurar que duelen menos.

Al menos tengamos como objetivo DECIR lo que es necesario, para una sana convivencia con el otro (se trate de un amigo, de un amor, de un familiar) Como seres humanos que somos debemos aprender a discriminar lo que es NECESARIO decir y lo que es mejor callar, porque no aporta nada. Y también elegir el modo y el momento indicado.

Callar no es una buena opción. Callar y acumular es insano, gente. Y sobre todo, cuando uno calla, el resto empieza a callarse también con uno.  Se hace una bola de silencios que no dicen nada, pero denotan relaciones rotas, vínculos deteriorados. Y nosotros en el medio, tristes, sin nada por hacer. Entonces herimos al otro y el otro nos hiere y termina siendo una cadena de heridas, de amistades que se terminan, de diálogos cortados, de distancias sin final.

No se alejen de alguien por callarse la boca. Hablen, de buenas maneras, pero digan. Los amigos verdaderos son los que se animan a hablar y a decir qué les duele, a hacer críticas constructivas, los verdaderos amigos no sólo estamos para cagarnos de risa y chupar birra, ¿no? Los verdaderos amigos son los que van a plantearte las cosas, de manera seria y con un mate de por medio, sin alterarse ni maltratar. Si tenes un amigo o una pareja así, que te ayuda a creer, que le agrega optimismo a tu predisposición, que te insta a HABLAR y contar como estás aunque no tengas nada en concreto para decir más que fuiste al dentista, que CREE en vos pese a verte derrotado, si estas rodeado de gente que te dice las cosas de frente, que no se calla porque sabe que podes dar más, que podes ser mejor, si tienen cerca a esa clase de persona, no las dejen ir. (Si me pongo a pensar, tengo pocas personas así, pero las tengo y una es mi viejo, y mi vieja, las dos personas que más admiro en este mundo.)

No se callen, ayuden también ustedes, hablen aconsejen, envíen poemas y libros, abracen, quieran COMPARTAN, que lo bueno de la vida es eso. Aprender a decir lo que pensamos a quienes queremos y mejorar entre todos.

Renovada y Feliz, la joven de 27 que ya no acumula silencios destructivos,

Licenciada Nani 

 

 

 

Anuncios

Acerca de nanita87

Doy fe porque a veces me falta. Escribo para no morirme. Bailo para sobrevivir.
Esta entrada fue publicada en Confesiones.-, Filosofía Barata, Ser feliz y no tan conchuda. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mi pre-disposición (al silencio)

  1. joha dijo:

    Hola nani !!! Ya hace un tiempo que encontre tu blog pero nunca te escribí. El primer día que entre creo que leí todas tus notas y dejame decirte, que me sentí reflejada en todas . Siento al igual que vos que vivo en el paso previo , tam soy chonchuda por naturaleza y ananalizo todo, me culpo por la actitud del otro…el ” seguro hice esto q no le gustó ” ” no debería haber hecho tal cosa ” y cuando me pongo a pensar en definitiva soy Asi ! Porque callar lo que uno piensa o siente ????? Será por necesitar la aprobación del otro ???? Jodidez y conchudismo potenciado ???? Esa constante actitud de sentirte lo mas chico e insignificante del planeta ?? me quedo con una frase que leí en una nota tuya ” nadie que te quiera bien juega un picadito con tu autoestima ” .. sos una geniaa nani nunca dejes de escribir ! Aca tenes una seguido ..te mando un beso y brilla !

    • nanita87 dijo:

      Hola Joha! Cuanto me alegro que te hayas animado a escribirme!!! Mil gracias por eso, de verdad. La idea de escribir estas notas es comprobar fehacientemente que no estoy sola en esta lucha y que a todos nos pasan este tipo de cosas. A veces uno se siente un bicho raro y no es tan asi y no estamos tan solos como pensamos 🙂 Me hago las mismas preguntas en cuanto a todas las relaciones! y siempre dandome con un caño… por eso hay que decir lo que uno piensa! hay qe largar todo, de buenas maneras, se supone que con los amigos podemos hablar de todo y con una pareja de CASI todo jajaja! Asi que a no guardarse nada, eso destruye!!
      Gracias por escribirme!!! nos leemos p`rontito en la siguiente nota, si dios quiere, por el mismo canal (¿???) jajajajaj
      Besotes linda!
      Nani

  2. m vict dijo:

    Como siempre me encanta lo que escribís… acá estoy leyéndote de nuevo… estoy de acuerdo en todo lo que decís… a veces es difícil decir la verdad porque duele, por que no es constructiva, porque al otro no le importa, porque el otro no esta pre-dispuesto a escuchar la verdad…Siempre pensando en el otro… Ahora si pensamos en nosotros, no hablar, callar… nos infla, cargamos con una mochila que no es nuestra. Por muchas razones decir la verdad es difícil. Por eso siempre antes de hablar hay que pensar si la verdad ayuda, si suma, si es sincera… Es un arte, es todo un aprendizaje… en eso aprendí mucho de vos, porque diciendo la verdad a veces uno sale perdiendo, entonces es mejor callar y olvidarse, dejarlo pasar, sin perjudicar, ni perjudicarnos. Dejando en manos del destino (?).
    Por otro lado, soy de las que creen que la pre-disposición, la actitud con la que uno enfrenta lo dice TODO.
    Como siempre.. Sos mi favorita… !!! te quiero !!! BESOTES !!!

  3. Gracias por la cachetada muchacha.

    Me alegro que estés aprendiendo a (o permitiéndote) hablar. Hace bien, tan bien como mal hace callar. Lo sé porque las veces que me animé a hablar, fluyeron cosas mejores. Y callar me hizo distanciar amistades que quería mucho, llorar muchas noches encerrada en mi pieza, lastimar y lastimarme.

    Licenciada, me encantan sus letras, su lucidez y su título (espero que los 27 sean mi año de graduación, también!).

    Beso bella

    PD: Extrañaba leerla, mujer.

  4. Roman dijo:

    Deja de vivir como Wendy en la tierra de nunca jamas, inmadura. Deja de vivir en una nube de pedo. Vos sos la que hace que el hombre grite mas fuerte que nunca Viva el Casamiento Gay. Sos un desastre como pensas y actuas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s